TEHERÁN.-Irán ha capturado varios aviones espías no tripulados (drones) en su territorio, y su último trofeo es el estadounidense MQ-1C Grey Eagle, revelaron este fin de semana por los representantes de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica.

La agencia iraní Tasnim publicó fotografías del dron estadounidense MQ-1C Grey Eagle, capturado por Irán, pero no se informó sobre los detalles de la captura. Los expertos opinan que el dron fue sorprendido gracias a medios de guerra electrónica y fue obligado a aterrizar en el territorio de la república islámica, destacó la agencia rusa Sputnik. Los militares iraníes han logrado capturar varios drones militares de Estados Unidos. En 2011 hicieron aterrizar a un dron RQ-170, en su base aérea en el noreste del país al utilizar también un sistema de guerra electrónica. MQ-1C Grey Eagle es un dron de reconocimiento y ataque norteamericano fabricado por General Atomics. El primer vuelo de este aparato fue realizado en el 2004. La longitud del dron es de ocho metros, y una envergadura de 17 metros. El peso máximo al despegue es de mil 450 kilogramos. La velocidad del vehículo es de unos 250 kmh, la altura es de unos nueve mil metros. La máquina es capaz de permanecer en el cielo durante 30 horas consecutivas y puede llevar misiles Hellfire, Stinger y las bombas guiadas Viper Strike.

Un vehículo no tripulado de combate aéreo —más conocido por sus siglas en inglés UCAV, unmanned combat air vehicle—, también conocido a nivel popular como dron, es un vehículo aéreo no tripulado (VANT) diseñado para su empleo militar, generalmente van armados. Las misiones de los drones se realizan generalmente bajo el control humano en tiempo real, con “la intervención del ser humano en el sistema UCAV varía de acuerdo con los niveles de autonomía del UCAV y la solicitud de datos de comunicación”. En los últimos años Estados Unidos ha aumentado el empleo de vehículos aéreos no tripulados en Pakistán y Afganistán, como parte de la Guerra contra el Terrorismo.

Notimex/JRGA