HANOI.- Las severas inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales en Vietnam han dejado en los últimos días al menos 21 muertos, unos 20 heridos y nueve desaparecidos, además han dañado o destruido unas 100 mil casas y mil 600 hectáreas de arroz. Por lo menos 15 personas fallecieron ahogadas o electrocutadas en la provincia de Quang Binh, mientras otros seis residentes perdieron la vida en provincias vecinas del centro del país, donde el tifón Sarika amenaza a principios de esta semana con agravar aún más la situación.

Las lluvias torrenciales comenzaron el miércoles pasado y han obligado a miles de personas a abandonar sus hogares, informó este domingo el gobierno vietnamita, citado por la agencia de noticias local VNA. Además han provocado cortes en el suministro de alimentos a miles de personas, ya que han obligado a suspender el tráfico entre el norte y el sur del país. Según medios locales, más de 70 mil casas han sido dañadas por las inundaciones en la provincia de Quang Binh y unas 25 mil en Ha Tinh, donde la situación podría agravarse aún más ante la llegada del tifón Sarika, que este domingo golpeó el noreste de Filipinas. El viceprimer ministro vietnamita, Trinh Dinh Dung, urgió este domingo a todos los órganos competentes a adoptar acciones inmediatas para hacer frente a Sarika, la séptima tormenta que azotará a Vietnam este año.

En una teleconferencia con la Dirección Central de Prevención y Lucha contra Desastres y representantes de 22 provincias propensas a este tifón, Dinh Dung pidió seguir de cerca la evolución y el itinerario de Sarika para minimizar pérdidas humanas y materiales. Instó a los órganos concernientes y autoridades locales fortificar las presas y garantizar la seguridad del sistema hidráulico, evacuar a sitios seguros a los habitantes de lugares vulnerables a inundaciones y deslaves de tierra, entre otras medidas preventivas. La estación de tifones en Vietnam por lo general comienza en mayo y concluye en octubre en las regiones del centro y norte del país, mientras que en el sur entre noviembre y abril, según la oficina meteorológica.

Notimex/JRGA