GINEBRA.- La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) inició una campaña urgente de donación, para atender a la población civil que busca salir de la ciudad iraquí de Mosul. Nos estamos preparando para lo peor, señala la entidad en su petición de donaciones para proveer a los refugios, alimentos y agua a los miles de personas que buscan evadir los combates en esa ciudad.

El ejército de Irak junto con combatientes kurdos y milicias sunitas y chiitas, apoyados por tropas estadounidenses, inició hace dos días la campaña para recuperar Mosul del control del Estado Islámico (EI). Fuentes de Naciones Unidas estiman que la población civil que huya de Mosul en las primeras semanas de esta ofensiva sume alrededor de 200 mil personas, y en el peor de los escenarios llegue a un millón.

Sirwan Barzani, uno de los comandantes de las tropas peshmergas kurdas, dijo a la estadounidense CNN que al menos demorará dos meses recuperar Mosul, pero las condiciones del clima podrían demorar el proceso. En ese marco ACNUR aseguró que tiene reservas de abastos para los desplazados que se esperan, pero ante el tamaño de la emergencia, se requiere mucho más de lo que tiene almacenado. Precisó que de acuerdo a sus estimaciones, los fondos con los que cuenta para enfrentar esta situación son menos de la mitad de lo necesario.

Notimex/JRGA