PARÍS,-  “Para las fiestas de fin de año, en particular este fin de semana, son más de 91.000 las fuerzas de seguridad del Estado que serán desplegadas en el territorio: policías, gendarmes y militares del dispositivo”, anunció el ministro del Interior de París, Bruno Le Roux.

Un antiterrorismo Sentinelle, con objeto de garantizar la seguridad de los franceses en ocasión del fin de semana de Navidad.

“La amenaza es fuerte. Nuestra respuesta nunca fue tan fuerte”, agregó el ministro en ocasión de una visita a la Gare de Lyon, una de las principales estaciones ferroviarias de París, de donde parten los trenes hacia el sur, Suiza, Italia y España.

A una pregunta sobre un eventual refuerzo del dispositivo de seguridad tras el atentado de Berlín, el ministro del Interior francés respondió que hoy “la cuestión no es reforzar el dispositivo, sino todos los días evaluar los riesgos en el territorio y adaptar los medios en función de estos riesgos”.

“Día por día no debo reforzar sino garantizar la buena utilización de los instrumentos” antiterrorismo a disposición, agregó. En 2015, tras los atentados del 13 de noviembre, unos 120.000 agentes y militares fueron movilizados para las fiestas de Navidad.
ansa/r3