BRUSELAS.- La Unión Europea oficializará hoy la creación de un fondo fiduciario de 95 millones de euros (100 millones de dólares) en beneficio de Colombia, para financiar la aplicación del acuerdo de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El documento constitutivo del instrumento será firmado aquí por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini.

Santos viajó a Bruselas luego de recibir el Premio Nobel de la Paz, en Oslo (Noruega), con el que fue galardonado por sus esfuerzos en poner fin a los más de 60 años de conflicto armado en su país. La UE espera que sus países miembros aporten al nuevo fondo suficientes contribuciones para alcanzar un total de 600 millones de euros. De momento, la Comisión Europea (CE) ha ofrecido más de la mitad de la ayuda ya reunida, 72 millones de euros, mientras que el restante ha sido proporcionado por 19 países, entre ellos España, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Suecia y Reino Unido. Cada país tiene que contribuir con al menos tres millones de euros para tener derecho a voto en la junta estratégica del fondo, que mantiene su primera reunión esta noche, con la función de identificar los proyectos susceptibles de ser financiados.

El objetivo es que los primeros proyectos se puedan activar en febrero próximo, con prioridad a aquellos relacionados al desarrollo rural. Representantes de la sociedad civil reclaman atención especial al fortalecimiento de la agricultura de subsistencia y las pequeñas economías. “Para el gobierno, la única economía existente es la agroindustria y la exportación. Pero es de la agricultura de subsistencia que la mayoría de los campesinos colombianos sacan su supervivencia”, afirmó la portavoz nacional del movimiento Congreso de los Pueblos, Marylen Serna. “Esperamos que el fondo sea empleado para fortalecer ese tipo de economía y para efectivar el proceso de restitución de tierras”, expresó en Bruselas, horas antes de que Santos firmase el fondo fiduciario.

Una misión enviada a Colombia por el Parlamento federal belga constató que cerca de 3.5 millones de hectáreas de tierra han sido usurpadas a los campesinos colombianos durante el conflicto. No obstante, la llamada “ley de restitución” no reconoce más que 192 mil hectáreas posibles de ser reclamadas por los propietarios originales. Serna también señaló la importancia de garantizar el acceso de todos los colombianos a la salud, educación, vivienda y movilidad a fin de que el acuerdo de paz resulte efectivo. El fondo fiduciario europeo funcionará en principio hasta 2020.

NOTIMEX/JRGA