El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la posible llegada de una tormenta solar en los próximos 120 días, por lo que pidió a su país y sus habitantes estar preparados para este fenómeno natural.

En el marco de una cruzada que ha emprendido para controlar los eventuales efectos ‘apocalípticos’ causados por los trastornos del clima espacial.

El mandatario publicó una orden ejecutiva denominada: “Coordinando esfuerzos para preparar a la nación para los fenómenos meteorológicos del espacio”.

De igual forma, Obama informó que el 10 de febrero es la fecha límite para presentar un plan que prediga y detecte los efectos del clima espacial.