ANKARA.- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que de ninguna manera aceptará “órdenes” del gobierno iraquí en relación a las tropas turcas desplegadas en la base de Bashiqa, tras recordar que Bagdad pidió la presencia militar turca. En un encuentro con líderes islámicos en Estambul, Erdogan indicó al primer ministro iraquí, Haider al Abadi, que debe “conocer sus límites” y lo criticó de reclamar la retirada de las fuerzas turcas cuando él mismo hizo la petición, según el diario local Hürriyet.

“Ahora nos estás diciendo que nos vayamos, pero el Ejército turco no ha perdido tanto prestigio como para aceptar órdenes tuyas”, dijo. El mandatario turco aclaró que su país no necesita permiso para participar en la planeada operación para recuperar la segunda mayor ciudad de Irak, Mosul, que está en poder del grupo yihadista Estado Islámico (EI). “Turquía no necesita pedir permiso a nadie y no considera hacerlo”, afirmó Erdogan en respuesta a la objeción de al Abadi, quien el domingo pasado advirtió que no permitirá que Ankara participe en la próxima ofensiva “bajo ninguna circunstancia”. “Usted no es mi interlocutor, no está a mi nivel, no es de mi calidad”, respondió Erdogan. “Reconozca su propio sitio, su declaración desde Irak no es importante para nosotros. Actuaremos por nuestra cuenta”, enfatizó. La tensión entre los dos países ha aumentado por la presencia de tropas turcas en el campamento Bashiqa, en el norte de Irak, a unos 15 kilómetros al este de Mosul, a las que Bagdad considera como “fuerzas de ocupación ilegales”.

El Parlamento turco aprobó el pasado 1 de octubre la ampliación durante un año de su operación militar en Irak y Siria para combatir a las organizaciones terrorista, en referencia al EI y al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). En respuesta, el Parlamento iraquí aprobó una resolución en la que condenó la prolongación de la presencia militar turca en Irak y pidió al Ejecutivo tomar todas las medidas para salvaguardar la soberanía del país ante la “ocupación hostil” del territorio iraquí por Turquía.

Notimex/JRGA