CALIFORNIA,-  Puede llegar a costar 400 dólares, una botella de vino verde, elaborado con marihuana, por el momento puede ser adquirido por pacientes con receta médica para consumirlo. Desde 2010, las compañías Lisa Molyneux y Louisa Sawyer que producen vino infusionado con marihuana.

California es el único estado en Estados Unidos en el que puede comercializarse, y quien lo adquiera tenga la prescripción médica.

De acuerdo con Molyneux su “efecto es muy animador, y al final de la noche duermes muy bien. En verdad es lo mejor de los dos mundos”. Esto es debido a que las temperaturas de la fermentación permiten que la planta libere los cannabinoides, pero no el THC, la sustancia psicoactiva en la marihuana, detalló la empresa en un articuló publicado en Los Angeles Time.

La botella de la marca Canna Vine, formadas por las dos empresas pioneras de este producto, tiene un costo que va de los 140 hasta los 400 dólares y de acuerdo con su etiqueta esta elaborado con marihuana orgánica y con uvas labradas biodinámicamente.

De acuerdo con la Asociación de Biodinamica, el término se refiere a los productos que son cultivados desde un “enfoque holístico, ecológico y ético para la agricultura, jardinería, alimentación y nutrición”.

Un consumidor de este vino, (descrito por razones legales, como un tinte), es la cantante y sobreviviente de cáncer Melissa Etheridge, quien mencionó al periódico algunos de los beneficios de probarlo. “Hay un poco de rubor después del primer sorbo, pero el efecto es muy alegre y te permite relajarte muy bien”, destacó Etheridge.
r3