BERLÍN,- Una situación incómoda produjo el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari durante su visita de trabajo a esta ciudad a la canciller Angela Merkel, ante su atónita mirada al afirmar que el lugar de su esposa Aisha está en la cocina y no en la política.

“No sé a que partido pertenece mi mujer. En realidad su lugar es mi cocina, mi comedor y el resto de habitaciones de mi casa” respondió el presidente nigeriano a la pregunta formulada por un periodista sobre un pronunciamiento político de su esposa.

Durante una entrevista en la BBC, Aisha Buhari, la segunda esposa del líder nigeriano, confesó que no cree que apoye a su marido en las próximas elecciones, que se celebrarán en 2019. Y sentenció que solo «un cambio radical en su Gobierno» le haría cambiar de opinión. Según cuenta en la cadena británica, el Ejecutivo ha sido secuestrado por «unos pocos», terceras personas muy influyentes que ni tan siquiera conocen directamente al mandatario nigeriano.

De este modo, Aisha, que apoyó activamente a su marido en la última campaña electoral, ha dejado claro su cambio de parecer.

Buhari, contrariado por las declaraciones de su esposa, puso en una delicada situación a Merkel con su respuesta. Hasta entonces, la canciller alemana siempre había elogiado los esfuerzos de Nigeria en la lucha contra el terrorismo internacional -Boko Haram- y hecho votos para una intensificación de la cooperación bilateral. La dirigente puso cara de circunstancias y luego soltó una sonrisa algo displicente, mientras el presidente proseguía con su discurso acerca del papel que, a su parecer, le corresponde desempeñar a la primera dama.

El portavoz de la presidencia de Nigeria, Garba Shehu, ha matizado los comentarios pronunciados por Muhamadu Buhari señalando que se trataban de una broma.

«Amigos míos, ¿ya no puede un líder tener algo de sentido del humor?», ha preguntado Shehu, a través de su cuenta oficial de la red social Twitter. «El presidente se rió de unas declaraciones. Pero estaba, obviamente, haciendo una broma», ha continuado.

r3