SEÚL.- El ejército de Corea del Sur se mantiene en alerta máxima ante la posibilidad de que Corea del Norte realice un nuevo ensayo nuclear en vísperas de la celebración de un aniversario de la fundación del partido en el poder. Corea del Norte parece estar preparada para llevar a cabo otra ensayo nuclear o el lanzamiento de un misil balístico en cualquier momento, debido a su elevada actividad en sus recintos de prueba y de lanzamiento de misiles, informaron oficiales del ejército surcoreano. “Son altas las posibilidades de que el Norte realice su sexta prueba nuclear o el lanzamiento de un misil balístico antes del aniversario de la fundación de su gobernante Partido de los Trabajadores” el próximo lunes, dijo un funcionario del Ministerio de Defensa a la agencia de noticias Yonhap.

El funcionario anunció que, a partir de este día, el ejército mantendrá un alto nivel de vigilancia contra las posibles provocaciones norcoreanas. Por su parte, el Ministerio de Unificación afirmó que el gobierno de Seúl se encuentra “totalmente preparado” contra todo tipo de acción provocativa del régimen comunista. El gobierno dijo que las continuas actividades en los túneles número 2 y 3 del recinto nuclear de Punggye-ri, en el nordeste de Corea del Norte, y las grandes cubiertas instaladas en la entradas de los túneles, podrían indicar los preparativos de otro ensayo nuclear. Pyongyang llevó a cabo su quinto ensayo nuclear a comienzos del mes pasado, en el túnel número 2, pero no realizó ninguna detonación en el túnel número 3. Las imágenes de satélites tomadas del recinto nuclear el sábado pasado “indican continuas actividades en los tres túneles, que podrían ser utilizados para realizar otra prueba nuclear”, indicó el jueves pasado 38 North, una página web estadounidense especializada en los asuntos norcoreanos. Corea del Norte ha realizado cinco pruebas nucleares en la última década, dos de las cuales tuvieron lugar este año.

Mientras tanto, debido a la elevada actividad en Dongchang-ri, el banco de pruebas de motores verticales del recinto norcoreano, Pyongyang podría estar preparándose para lanzar un misil. El Ministerio de Defensa señaló que Corea del Norte podría lanzar un misil de medio alcance del tipo Rodong o, uno más potente, un misil balístico Musudan de alcance intermedio. Pyongyang podría disparar misiles Rodong o Musudan mediante sus vehículos transportadores-erectores-lanzadores (TEL) capaces de trasladarse libremente cerca de la frontera intercoreana, escondiéndose de los sistemas de reconocimiento de Seúl y Washington en los túneles o en montañas. Corea del Norte declaró en junio como exitoso el lanzamiento de un misil balístico de alcance intermedio, tras asegurar que tiene la capacidad de atacar a las fuerzas estadunidenses en la región del Pacífico. Sin embargo, Seúl no ha descartado la posibilidad de que Pyongyang dispare un misil balístico de largo alcance, equipado con un nuevo motor de cohete, que podría alcanzar el territorio continental de Estados Unidos.

A finales de septiembre, Corea del Norte declaró haber realizado exitosamente una “prueba terrestre de un nuevo tipo de motor de alta potencia para cohetes, que puede poner en la órbita terrestre un satélite geoestacionario”. Pyongyang dijo que el motor tiene un empuje de 80 toneladas de fuerza, que iguala al triple de la potencia del motor utilizado en sus lanzamientos previos de misiles de largo alcance.

Notimex/JRGA