BERLÍN.- La policía de Sajonia detuvo esta madrugada en la oriental Leipzig a Jaber al-Bakr, sospechoso sirio de 22 años de edad que presuntamente planeó un atentado contra el aeropuerto de Chemnitz. La detención ocurrió a las 0:42 horas (22:42 GMT del domingo), después de que el joven sirio contactó con un compatriota desde la estación central de trenes para preguntarle si podía quedarse a dormir en su casa.

El compatriota sirio que estaba informado de la investigación policial, invitó al sospechoso a su casa, luego lo ató y avisó a la policía, que lo trasladado a Karlsruhe, donde recibió una orden de arresto. Bakr era buscado por la policía luego de que el pasado sábado encontró en su domicilio en Chemnitz varios gramos de explosivo para perpetrar un atentado, el cual pretendía cometer a nombre del Estado Islámico (EI). “Cansados, pero muy contentos”, aseguró la policía al poner fin a casi 48 horas de búsqueda del presunto terrorista. El joven se había escapado delante de las fuerzas especiales, que dispararon al aire para advertirle que se detuviese, pese a lo cual logró fugarse. La Oficina de los Criminal de Sajonia (LKA) explicó que los agentes tuvieron que actuar con prudencia, lo que permitió la fuga, pues se buscó evitar que el sirio activará explosivos que posiblemente portara en una zona densamente poblada. El teléfono del presunto terrorista mostró contacto con un reclutador del EI, lo que confirma el “motivo islamista”, que ya habían apuntado medios alemanes.

El aparato contenía “abundantes comunicaciones y chats” con personas foráneas. Entre ellas, una que pretendía reclutarle para que trabajase bajo órdenes del EI. Según la policía en una conferencia conjunta con la Fiscalía, la intención de cometer un atentado quedó clara y sin ningún tipo de duda. El sospechoso llegó el 18 de febrero de 2015 al sureño estado de Baviera y dos semanas más tarde requirió formalmente la solicitud de asilo con un pasaporte sirio, según informó el semanario Der Spiegel. En su apartamento se encontraron 500 gramos de mezcla de explosivos y otro kilo de productos químicos para la construcción de bombas. Además, la policía encontró detonadores y piezas de seguridad que podrían haber servido para la fabricación de bombas caseras.

Notimex/JRGA