BEIJING.- El Ministerio de Asuntos Exteriores de China destacó hoy que la crisis sobre la incautación de un submarino no tripulado por las fuerzas chinas se está manejando bajo los canales militares adecuados. El gobierno de Beijing espera facilitar la resolución sobre el caso, después que funcionarios estadounidenses denunciaron que un buque de guerra tomó un submarino no tripulado del ejército estadounidense en aguas internacionales del mar del Sur de China.

“Se entiende que China y Estados Unidos están utilizando canales militares para manejar adecuadamente este tema”, señaló una fuente del ministerio. La declaración se produjo unas horas después de que el diario oficial Global Times, aseveró que los departamentos pertinentes de ambas partes tenían una línea de comunicación abierta para resolver este tipo de problemas. China explicó que el ‘Dalang III’ descubrió un “equipo no identificado” y lo decomisó para evitar un accidente marítimo. “Creemos que la cuestión se resolverá rápidamente”, sostuvo una fuente del gobierno chino citada por el Global Times. El portavoz del Pentágono, Peter Cook, denunció que el aparato estaba realizando “operaciones rutinarias” de recopilación de datos oceanográficos, cuando fue interceptado a 50 millas náuticas de la bahía de Subic, en Filipinas.

El buque Bowditch de la Armada estadounidense se disponía a recogerlo, pero el barco chino Dalang III se le adelantó. Las tropas estadounidenses establecieron contacto por radio para pedir la devolución y “fueron ignoradas” “El submarino no tripulado (dron submarino) es un barco bajo inmunidad soberana de Estados Unidos. Exigimos a China que lo devuelva inmediatamente y que cumpla todas sus obligaciones conforme al Derecho Internacional”, señaló Cook. El Ministerio chino de Asuntos Exteriores rechazó proporcionar más detalles sobre el incidente, que tuvo lugar en una zona que ha sido objeto de disputas marítimas entre Beijing y países vecinos como Filipinas y Vietnam.

El incidente tuvo lugar a unos 160 kilómetros al noroeste del puerto de la bahía de Subic Filipinas, dentro de la zona económica exclusiva de Filipinas y no lejos de la disputa Scarborough Shoal el que los chinos ahora patrullan. Beijing tiene reclamaciones múltiples en el Mar del Sur de China que involucra a Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei y Taiwán, y ha sido cada vez más firme en sus reivindicaciones, incluyendo la construcción de islas artificiales en los arrecifes que controla y colocación de instalaciones militares en ellos.

Notimex/JRGA