BAGDAD.- Al menos 14 personas murieron y más de 40 resultados heridas por una serie de atentados suicidas registrados hoy en el sur, norte y oriente de esta capital, cuya autoría se atribuyó el grupo radical Estado Islámico (EI) La Policía informó que el primer ataque se reportó esta mañana en un mercado del distrito de Amil, sur de Bagdad, donde al menos seis personas murieron y 16 sufrieron heridas, luego de que un yihadista detonó su chaleco explosivo.

Una agresión similar ocurrió poco después en medio de una procesión de fieles musulmanes chiitas en el distrito Mashtal, este de la capital iraquí, matando a cinco personas más e hiriendo a otras 18, según un reporte de la televisión árabe Al Yazira. El periodista iraquí Ali al-Fraiji informó, en declaraciones al canal de noticia satelital, que un tercer ataque sucedió en una zona chiita del norte de Bagdad, provocando la muerte de tres personas e hiriendo a otras 17, varias de ellas de gravedad. En mensaje en una de sus cuentas de Twitter, el grupo Estado Islámico (EI) se reivindicó los tres atentados, que coincidieron con las festividades sobre la conmemoración Ashura, que marca la muerte de Imam Hussein, nieto del profeta Muhammad, en el año 680 de nuestra era. El EI, conocido como Daesh (su acrónimo en árabe), ha incrementado su ofensiva en las regiones controladas por el Ejército, en represalia a la pérdida de territorios por los combates con las fuerzas iraquíes, respaldadas por Estados Unidos y con milicias chiitas apoyadas por Irán.

El grupo yihadista radical controla desde mediados de 2014 amplias regiones al norte y al oeste de Irak, desde donde planea y coordina ataques frecuentes en las zonas controladas por el gobierno iraquí y tropas aliadas. Al menos cuatro mil 400 tropas estadunidenses se encuentran en Irak como parte de una coalición encabezada por Estados Unidos, proporcionando apoyo aéreo, capacitación y asesoría logística a los militares iraquíes, que luchan por impedir el avance del EI hacia Bagdad. El Estado Islámico surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi. El grupo yihadista comete crímenes atroces en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios, aunque también ha perpetrado innumerables atentados dentro y fuera de Irak.

Notimex/JRGA