SANÁ,- Un ataque suicida a una base militar en la ciudad portuaria de Adén dio como resultado la pérdida de vida de al menos 30 soldados yemeníes, versiones preliminares, el atacante suicida denotó sus explosivos mientras los soldados esperaban cobrar su salario en Al Solban.

La base militar situada en el distrito de Al Arish, al noreste de Adén, destacó la televisión árabe Al Yazira.

Hasta el momento ningún grupo a reclamado la autoría del ataque de este domingo, que se produjo ocho días después de un atentado similar reivindicado por la filial yemení del Estado Islámico que mató a 48 soldados e hirió a otros 50.

La ciudad portuaria, la base temporal del gobierno de Yemen, ha sido testigo de una ola de bombardeos y disparos dirigidos a los funcionarios y fuerzas de seguridad en los últimos meses.

Los grupos armados han ganado terreno en el sur del país desde que las fuerzas leales al presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi -respaldado por una coalición árabe encabezada por Arabia Saudita- expulsó a los combatientes Houthi fuera de Adén en julio del año pasado.

La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde finales de septiembre de 2014, cuando los rebeldes Houthi tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios público de Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el pasado 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia rebelde Houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder y regresar la calma a Yemen.

Al menos 10 mil personas han muerto en el conflicto de 20 meses, lo que ha provocado una crisis humanitaria en el empobrecido país, según la ONU.
r3