BUENOS AIRES.- El automóvil en el que viajaba el presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue apedreado hoy por un grupo de personas que protestaban en contra de su política económica. La presidencial Casa Rosada explicó en un breve comunicado que un grupo de alrededor de diez personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el presidente para inaugurar un centro turístico en la patagónica provincia de Neuquén.

Agregó que el auto terminó con la rotura de dos vidrios, pero después Macri continuó su camino hacia el evento. Durante la inauguración, el mandatario no se refirió de manera directa al hecho, pero sí convocó a “tener un futuro sin violencia, (pues) de nada sirve estar divididos”. La policía de Neuquén reveló, por su parte, que ya fueron detenidas dos personas que participaron de la agresión y que supuestamente forman parte de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia.

El intendente de la localidad de Villa Traful, en donde ocurrieron los hechos, advirtió que “esto nos llena de culpa porque es la primera vez que un presidente visita nuestra localidad en la historia del pueblo” y terminó apedreado. Por el contrario, el secretario general de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo, explicó que organizaron un repudio en contra de Macri, pero negó que ellos hayan lanzado las piedras. La protesta, agregó, se debió a que cada vez que el presidente quiso ir a la provincia “hemos declarado huelga y paro, porque se han acentuado los despidos, dijimos que adonde vaya lo íbamos a buscar, porque están destruyendo el empleo”.

NOTIMEX/JRGA