ESTADOS UNIDOS.- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon ha considerado que Alepo se ha convertido en “sinónimo del infierno”, ha soportado un sitio por espacio de varios meses con una ofensiva emprendida por el gobierno con respaldo de fuerzas internacionales.

En su última conferencia de prensa al frente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban destacó que “la matanza que ocurre en Siria es una afrenta para la conciencia mundial” y, en especial calificó la situación al este de Alepo como un infierno.

Los comentarios de Ban sucedieron a tres meses de que el conflicto en Siria, que ha causado la muerte de medio millón de personas según cálculos de organismos civiles, cumpla seis años de haber iniciado.

Como dije al Consejo de Seguridad hace tres días, hemos fallado de manera colectiva al pueblo sirio. La paz solo prevalecerá en el país cuando esté acompañada de compasión, justicia y rendición de cuentas por parte de los responsables de los crímenes abominables que hemos visto
Ban Ki-moon

La Oficina de la ONU para al Coordinación de Asuntos Humanitarios reveló que el conflicto ha provocado que 13.5 millones de personas en Siria requieran de asistencia humanitaria para subsistir, lo que incluye a 4.9 millones de personas atrapadas en zonas sitiadas de difícil acceso.

A 15 días de que concluya de manera oficial su mandato al frente de la ONU, Ban mencionó también el conflicto en Sudan del Sur, que esta semana cumple tres años de haber iniciado, y que ha causado el desplazamiento de millones de personas fuera del país más joven del mundo, creado apenas en 2011.

Al hacer un balance de su mandato, sostuvo que en la década durante la que estuvo al frente de la ONU se puso constantemente a prueba a la comunidad internacional, pero también se vio la acción colectiva para cambiar y mejorar la vida de millones de personas.

“La cooperación internacional continúa siendo el camino que nos guía hacia un mundo más pacífico y próspero. Sin escatimar esfuerzos, seguiré instando a los líderes del mundo, nuevos o de larga data, a que reconozcan este precepto esencial para el siglo XXI”, concluyó Ban.

r3