BERLÍN,-  Autoridades informaron este miércoles que se aprobó una subvención del gobierno para que más de 54.000 migrantes regresan voluntariamente a sus países este año, lo que podría allanar el camino para un aumento significativo en este tipo de traslados.

Harald Neymanns portavoz del Ministerio del Interior, ha expresado que su gobierno autorizó un gasto de 21,5 millones de euros (22,5 millones de dólares) este año para enviar a los migrantes a sus países de origen. Alemania expresa así su interés en reducir la aceptación de solicitantes de asilo tras la afluencia al país de 890.000 migrantes el año pasado.

Alrededor de 35.500 personas obligadas a abandonar Alemania lo hicieron voluntariamente en 2015, agregó, recalcando que ambas cifras no pueden compararse directamente porque aún no está claro el número de personas que efectivamente partieron en 2016.

Neymanns enfatizó que el ministro del Interior Thomas de Maiziere “siempre ha dicho que los retornos voluntarios son siempre preferibles a la deportación”. A fines de noviembre, 23.750 personas fueron deportadas desde Alemania.

De las más de 50.000 personas que recibieron ayuda para salir voluntariamente en los primeros 11 meses de este año, los inmigrantes de Albania formaron el grupo más grande, con 15.749 personas, precisó la Oficina Federal de Migración y Refugiados.

Otros inmigrantes con números significativos incluyeron 5.754 de Serbia, 5.373 de Irak, 5.130 de Kosovo, 4.310 de Macedonia y 3.242 de Afganistán.

A principios de 2015 Alemania vio la llegada de un gran número de personas de los países balcánicos, quienes tuvieron pocas posibilidades de obtener asilo.

ap/r3