NACIONES UNIDAS.- Al menos 1.4 millones de haitianos necesitan de asistencia humanitaria luego del paso del huracán Matthew durante la semana pasada, lo que causó además la muerte de cerca de 500 personas, de acuerdo con Naciones Unidas (ONU). En un encuentro con la prensa, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó sus condolencias a los deudos de las víctimas fatales en Haití, y añadió que el huracán destruyó 300 escuelas, así como cosechas y reservas de alimentos.

Al menos 1.4 millones de personas, alrededor del 10 por ciento de la población total, “necesitan de asistencia en este momento. Algunos pueblos y comunidades han sido casi completamente borradas del mapa”, explicó Ban. El titular de la ONU indicó que el cálculo del impacto de Matthew podría aumentar conforme la ayuda comienza a llegar a las zonas más afectadas. En ese sentido, advirtió que comienzan a elevarse las tensiones en las zonas en que la población espera por la asistencia. Asimismo, Ban anunció que el sistema de la ONU solicitó a la comunidad de donantes internacionales que reúna casi 120 millones de dólares para responder a la emergencia humanitaria generada por el huracán Matthew en Haití. El organismo mundial desembolsó del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) cinco millones de dólares para abordar los requerimientos vitales inmediatos de los damnificados por el meteoro.

Además, antes de que llegara el huracán, el CERF había autorizado otros ocho millones de dólares para el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), con la intención de aumentar la respuesta ante el deterioro de la epidemia del cólera en el país. En ese sentido, el máximo funcionario de la ONU apuntó que la tormenta incrementaría el riesgo de propagación de enfermedades transmitidas por el agua, incluido el cólera, para la que el organismo a su cargo planea una respuesta integral. “Como sabrán, estoy desarrollando un nuevo enfoque para este desafío, que abarca el apoyo a las víctimas del cólera y los esfuerzos para construir sistemas de agua, saneamiento y salud en Haití. Este último desastre hace más vital aumentar ese apoyo de forma significativa e inmediata”, enfatizó Ban.

Notimex/JRGA