LOS ÁNGELES.- Agentes del Sheriff de Los Ángeles, California, empezarán a utilizar aviones no tripulados (drones) para responder ante amenazas de bomba, crisis de rehenes, o situaciones complicadas, anunció la corporación. “Este nuevo dispositivo de ninguna manera se usará para vigilar a residentes”, aclaró el jefe del Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD), Jim McDonnell.

El uso, o el anuncio de la utilización de aviones no tripulados (drones), por agentes de la policía en otras ciudades estadunidenses ha recibido duras críticas por parte de los defensores de la privacidad y de la libertad civil. McDonnell aseguró que se empezará a usar el dispositivo, que tiene un valor de diez mil dólares, como una herramienta útil para salvar vidas en situaciones potencialmente mortales. “Los peligros de la aplicación de la ley nunca pueden ser eliminados”, dijo McDonnell, tras añadir que “esta tecnología puede ayudarnos a reducir el impacto de los riesgos en el personal”. El capitán Jack Ewell, de la Oficina de Operaciones Especiales, informó que ocho agentes ya fueron capacitados para volar el dispositivo que puede permanecer en el aire durante 20 minutos y volar hasta cerca de dos kilómetros.

Bajo las reglas de la Administración Federal de Aviación, (FAA) el personal del Departamento del Sheriff deberá mantener contacto visual con el dispositivo mientras lo vuela, aclaró Ewell. McDonnell dijo que el dron podría proporcionar información sobre puntos inaccesibles, en especial cuando se trata de un sospechoso atrincherado o en busca de una persona perdida en terreno complicado. La FAA ha emitido 300 “certificados de autorización” a los organismos de aplicación de la ley de Estados Unidos para poder utilizar dispositivos similares; 30 de estos certificados fuero para California, según McDonnell.

Según la autorización, los funcionarios del sheriff tienen que notificar a la FAA en cualquier momento que el dron está en el aire, y proporcionar información sobre dónde estará volando y con qué propósito. “El sistema de aviones no tripulado no será utilizado para espiar al público”, insistió McDonnell. “Nuestra política prohíbe usarla para la vigilancia aleatoria”, aseguró. Defensores de las libertades civiles y activistas locales han expresado su preocupación de que la policía pueda utilizar aviones teledirigidos para llevar a cabo una vigilancia sin orden judicial.

Notimex/JRGA