CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS.- El mundo de los deportes extremos, no conoce limites y por el contrario, se encuentra siempre en evolución. En California la carrera de wingsuits o “trajes alados”, tuvo su bautismo de fuego.

Y es que 52 de los mejores (y más locos) paracaidistas, llegaron a surcar el espacio aéreo del estado norteamericano a unos 217 kilómetros por hora por un trazado en eslalom desplegado en el cielo.

jcrh