CHINA.-  En México, existe un refrán que bien se puede aplicar en este caso. La máxima indica que “la curiosidad mató al gato”. En China, un pobre felino quedó atrapado en un tubo, pero por fortuna, los bomberos llegaron para socorrerlo. Al ser sacado, el animal desapareció de la vista.

Esperemos que este inquieto felino, haya aprendido la lección…

 

jcrh