PORTLAND, OREGON.- No hay nada como tomar un rico baño… y qué mejor cuando se trata de un refrescante baño de hielo, como puede atestiguar este osito polar de 10 meses de edad.

En el zoológico de Portland, los científicos observan su comportamiento para comprender qué efectos tendrá el cambio climático sobre la vida de este tipo de mamífero.

 

jch