Fue un esfuerzo sobrehumano de este hombre para presenciar el nacimiento de su hijo, ahora su emotiva historia se ha convertido en un fenómeno viral.  Se trata de Cagney Wenk, un joven de 26 años de edad, que apenas tres semanas antes de que naciera su primer hijo fue diagnósticado con un agresivo cáncer de cerebro. Wenk tuvo que someterse a riesgosas cirugías y permaneció internado en un hospital de Colorado con pocos pronósticos favorables.

De acuerdo con The Huffington Post, los médicos encontraron que el joven padecía glioblastoma, una agresivo cáncer que ataca el cerebro, por lo que debieron extirparle una parte del cráneo para reducir la presión y mitigar el intenso dolor que sentía.

Al mismo tiempo, su esposa, Jessica Li, se preparaba para dar a luz. La familia encargó a la fotógrafa Sara Boccolucci registrar el emotivo instante y realizar un vídeo que muestra los momentos más difíciles que los padres han enfrentado: el embarazo de Jessica, el diagnóstico del tumor de Cagney y el nacimiento de Levon.

r3