El portero Jeff Bédénik tuvo una genial actuación en el último encuentro del Vannes Olympique, club que participa en la quinta división de Francia. El guardameta de 37 años atajó un penal y detuvo otros dos intentos a quemarropa, según muestran imágenes compartidas en YouTube.

Bédénik no adivinó la dirección del tiro penal. El remate chocó en el palo izquierdo y rebotó en su cabeza casi en la línea de gol.

El balón terminó por los aires y el ejecutor tuvo todo el arco a su disposición para cabecear. Sin embargo, el golero estiró el pie tras el tiro y lo mandó hacia un costado.

El rebote terminó chocando en otro atacante que casi introduce la pelota en las redes, pero Bédénik se estiró de manera impresionante y rechazó el intento, según el video compartido en YouTube.

aegm.