KAZÁN, RUSIA.- Luego de una larga persecución policial, un conductor ebrio, terminó impactando su auto en el interior del aeropuerto de Kazán, Rusia tras romper las puertas de cristal.

Después de esto, los agentes le siguieron de una sala a otra intentando detenerle. El accidente causó solamente daños materiales, y el hombre fue finalmente arrestado.

con información de Actualidad RT

jcrh