INGLATERRA.- En poco menos de cinco segundos, un hombre causó daños por más de 115 mil pesos mexicanos en una tienda de electrónicos en Inglaterra cuando inspeccionaba un flamante televisor.

El hombre tiró el televisor que había elegido para probar, lo que motivó la caída de un segundo aparato que se encontraba justo detrás del primero. Justo segundos después, tumbó otras dos pantallas que se encontraban atrás de él a causa del movimiento de su reacción, al intentar retroceder.

Las cámaras de seguridad del establecimiento, ubicado en la ciudad de St. Austell, captaron el todo episodio.

Al ver la magnitud de la desgracia que había provocado, el cliente solo atinó a agarrarse la cabeza, estupefacto. Un dependiente que estaba cerca respondió de la misma manera. Por suerte, valga la paradoja, los productos estaban asegurados y el hombre no tuvo que pagar ningún daño.

jcrh