MÉXICO.- Pablo, Melissa y Román; Matisse con tres músicos más en el escenario, fueron suficiente para hacer saber el presente y futuro romántico del pop mexicano.

Cinco minutos antes de las 21:00 Matisse el grupo Matisse salió al escenario del Teatro Metropólitan para empezar un concierto que venían saboreando desde hace varios meses. Habían tenido la oportunidad de acompañar a varios cantantes que admiran o que han cantado las canciones de Pablo o Román, los integrantes masculinos que se acompañan de lo voz de Melissa.

El talento lo tienen, en forma individual y en grupo. Melissa posee un desenvolvimiento vocal que ya no está peleado con el escenario, como parecía en sus inicios. Hoy se mueve al ritmo de las canciones, acompaña a la guitarra al bajo y, en su mente y sentir, ella también toca la batería. Eso marca la diferencia, ayuda en mucho para mover la energía y las emociones.

Román y Melissa coinciden con Pablo, quien revisa la lista de canciones y se da cuenta que en su mayoría son de dolor y da la bienvenida a sus asistentes diciendo; Puro desamor del bueno… las luces y la música empezaban y todos de pie a sufrir a través de sus letras y voces.

Así es como lo empieza el desfile de canciones que van desde; Cuando te encontré, Lo peor que me ha pasado, Ayer, Así el amor se muere, Si fuera fácil, Ahora, Vete vete. Luego en acústico presentaron; Alguna vez, Así era ella, Cuando estabas conmigo, Sé que te vas, Por última vez. Después nuevamente acompañados de sus músicos reiniciaron con; A olvidarte, Mi peor error, Pedazos, La misma luna, Más que amigos y para cerrar, nuevamente lo que se ha convertido en su gran éxito, Cuando te encontré. Así con ese tema iniciaron con un público que les recibía de pie y, que de la misma forma le despedía, ovacionándolos y… ¡coreando todas sus canciones!

Matisse es un grupo norteño, como ellos mismos lo indicaban en algún momento del show, pero lo más relevante del grupo no es su origen, gustos o físico, no, lo que ellos tienen es algo que pocos pueden hacer y es transcribir sus emociones, sus sueños, su amor y su desamor.

Matisse, es decir, Pablo, Román y Melissa ya empiezan a ser reconocidos. El deseo de cumplir sus sueños los movió del norte al centro del país y nada de lo que han conseguido ha sido gratis. No se puede decir que sea por la figura masculina o por el escote femenino. Ha sido la transcripción de sus emociones a la música lo que los tiene en la vereda del éxito. La primera que confió en su inspiración fue Alejandra Guzmán, ella hizo de “Mi peor error” un gran éxito. Cristian Castro fue otro de los que se dejó seducir por el trabajo de Pablo Preciado y Román Torres, él heredero de Verónica les grabó, “Así era ella”

Después de la noche del 14 de octubre del 2016 a nadie le puede quedar duda de que el camino recorrido por los tres norteños ha valido la pena y que esa es la dirección. Los arreglos a lo que se puede corregir, por ejemplo el pésimo manejo de luces en el show, que no es pecata minuta pero se puede corregir. Porque eso no depende de su ellos del todo, porque lo que de ellos depende, hasta ahora, se ha hecho muy bien. Pablo, Román y Melissa, ese es el camino.

Y para que puedan recordando un poco, les dejamos el programa que DigitAllPost Musicalmente Hablando grabamos con ellos el día de la presentación de su más reciente disco. Justo allí ya comentaban de lo que representaba para ellos esta presentación.