LONDRES, INGLATERRA.- El Reto 401, es una iniciativa creada por Ben Smith, un joven inglés gay de 34 años, busca involucrar a la mayor cantidad de gente y crear oportunidades para que los niños, jóvenes y adultos puedan hablar de asuntos que resultan difíciles de abordar como el acoso y la sexualidad.

La mejor manera que se le ocurrió para esto, fue el correr 401 maratones en nada menos que 401 días.  Su odisea, arrancó el pasado el 1 de septiembre de 2015 soportando tormentas de hielo, subiendo montañas y valles para completar la tarea de recorrer 18.250 kilómetros para sensibilizar a la sociedad sobre los jóvenes que sufren acoso y intimidados por su condición sexual y por ser LGBTI. Su última carrera, tuvo lugar el pasado 5 de octubre.

Además de buscar crear conciencia sobre este tipo de acoso, Ben logró reunir un total de 320.000 dólares para dos organizaciones de caridad que luchan contra el acoso escolar: Stonewall y Kidscape.

La reacción ha sido abrumadora. Nos pusimos en marcha con el objetivo de conseguir un cuarto de millón y aumentar la conciencia sobre el acoso a los homosexuales y transexuales. Fui intimidado en la escuela, y estoy muy orgulloso de lo que soy como hombre gay en la actualidad. No ha habido ninguna negatividad en absoluto. He impartido charlas sobre mi sexualidad en diferentes escuelas y ha sido masivamente sorprendente ver cómo la gente ha reaccionado”, explica Smith

Después de ser sometido sistemáticamente a intimidación y abuso físico en el colegio en el que estaba interno, Smith trató dos veces trató de quitarse la vida. También sufrió un accidente cerebrovascular a los 29 años. Él lo atribuye en parte a la forma en que fue tratado en la escuela. Y durante su recuperación le animaron para que se uniera a un club de corredores y descubrió que le ayudó a recuperar su salud física y mental.

Pero hacer 401 maratones es una gran empresa, sin importar quién eres y hubo momentos en los que Smith se planteó tirar la toalla. Tuvo una lesión grave de la espalda en Aberdeen y tuvo que parar dos meses para recuperarse: “Ha habido un montón de veces que he tenido momentos oscuros pero me pongo a pensar cuando estaba en el colegio. Traté de quitarme la vida, no hay nada peor que eso. Y he pasado por cosas peores”, dijo Smith.

Su próximo paso será readaptar su cuerpo tras pasar más de un año corriendo todos los días, proceso que le llevará unos tres meses. En un primer periodo recorrerá una media maratón cada día, seguido por un segundo en el que hará carreras de 10 kilómetros y un tercero en el que sólo deberá completar cinco kilómetros diarios.

Durante su increíble odisea, Ben Smith gastó 22 pares de tenis, quemó 2.528.500 calorías, recorrió 16.908 km, dio 101 y fue acompañado por nada menos que 9.485 personas, quienes corrieron alguna porción de su increíble recorrido.

jcrh