CIUDAD DE MÉXICO.- 10.250 personas aplaudieron la noche de ayer a Eros Ramazzotti en la Arena Ciudad de México.

Como parte de su gira Perfetto Tour y acompañado por siete músicos entre tres cuerdas, metal, una batería, un piano, sintetizador y tres coristas, Eros se anotó una noche de gran éxito en la Ciudad de México. Una ciudad a la que un día antes, en conferencia de prensa, aclaraba; “me cuesta adaptarme por la altura, es difícil venir a radicar porque tengo familia, sin embargo no estoy ajeno a una buena oferta”.

Un juego de luces que definía perfecto el andar de la música del italiano. La sombra del gigante fue el primer tema que movía a levantarse al respetable. Le siguió; Il Tempo Non Sente Ragione, Perfetto. Y desde las primeras canciones fue insistente en mostrar su cariño por nuestro país al decir varias veces ¡Te quiero México!, su simpatía la mostró en todo momento con sus fans y con el staff de músicos que se ve a primera vista lo conocen a la perfección.

Para Si Bastase un Par de Canciones; rindió un tributo al mencionar al recientemente fallecido Juan Gabriel a quien menciono no haber conocido pero reconocía como un “grande de la música”.Después llegaba; Terra Promessa y con ella, una de las dos veces que se bajó del escenario para cantar de entre el público y repetirles nuevamente; ¡México, te quiero!

Al fondo una enorme pantalla detallaba al más lejano asistente lo que sucedía arriba del escenario y que fulminó a las tradicionales pantallas que ayudan a la Arena en la presentación de otras figuras, grandes y pequeñas, pero que no puede presumir una como la que mostraba al Eros que el respetable aplaudía insistentemente.

No podían faltar Música Es, Pie Bella Cosa, Cose Della Vita entre un set list que sumó 22 temas de los más reconocidos en el mundo. Perfetto Tour 2016 incluyó además de México a Canadá y Al vecino país del norte.

Te dejamos las imágenes de la conferencia que un día antes del concierto tuvo con los medios mexicanos donde podrás ver a detalle un Eros tal cual es, con una fijación a las luces que muestra durante la conferencia e incluso en el concierto donde las luces, que eran de primer mundo, solo iluminaban hacía afuera del escenario.