MÉXICO.- Para las 500 representaciones de “Soltera pero no sola”, Angélica Aragón y Alfonso Arau, serán quienes develen la placa del gran monólogo musical de Claudia Cervantes.

Ahora será todos los sábados a partir del 7 de enero y hasta el 25 de febrero, en punto de las 20 horas, que se podrá disfrutar de este delicioso monologo-musical, en El Vicio Teatro Bar, ubicado en la calle de Madrid #13, Coyoacán en la Ciudad de México.

¿Por qué seleccionar como padrinos a dos personalidades de la industria del entretenimiento para esta gran celebración?, es la misma Claudia quien lo explica; “Elegí como padrinos a Angélica y Alfonso porque los admiro, ambos son mis amigos, aprendo mucho de ellos, he seguido sus consejos, son geniales y abrieron camino a muchas generaciones a nivel internacional, sus trayectorias son ejemplares. Me siento muy afortunada de ser su discípula y sentir su apoyo incondicional en mi carrera, más ahora que pienso producir mi primera película basada en el monólogo”.

Para las 500 representaciones, Claudia tiene preparada una sorpresa junto al artista rumano Emile Rengle, quien se encuentra en México para comenzar un tour con su música, él es director artístico, ha sido coreógrafo y bailarín de celebridades como Beyoncé y Katy Perry.

Para los siguientes sábados la cereza del pastel que atrae tanto al público femenino como a la comunidad gay y despierta celos en los caballeros del público es la participación desde hace un año del argentino Edu Muñoz como chippendale, a quien podemos ver sin camisa en la televisión, él es el buen vecino en el programa El Coque Va.

Claudia Cervantes nos cuenta que dentro de sus planes del 2017 está el enorme reto de presentar “Soltera pero no sola” (Single but not alone), en Los Ángeles, California. Para ello la traducción del texto y el dominio del idioma, le ocupan gran parte de su tiempo.

El mensaje de sus obras está cargado de libertad y ha empoderado a miles de mujeres sin importar el nivel socioeconómico. Claudia menciona, tras haberse presentado en reclusorios femeniles, en el Auditorio Nacional y frente a comunidades indígenas, a lo largo de 5 años, que la conexión con el público es la misma porque hay una crisis notable en las relaciones humanas, una búsqueda de nuevas formas para relacionarnos hasta que optemos por regresar a lo esencial; respetarnos unos a otros y que mientras se está o no en pareja, podemos hacer de la soltería el mejor viaje de aprendizaje en nuestra vida.

Tanto la obra de teatro, el libro, las canciones y próximamente la película incitan a reflexionar a través del humor. Deseo ser espejo de la sociedad para que logremos reivindicar el amor verdadero” ese es el fin que tiene su creadora e intérprete; Claudia Cervantes.

Entre otros planes, Cervantes quiere filmar un cortometraje que ella escribió y finalmente titularse después de 9 años cursando la carrera de Literatura Latinoamericana en la Universidad Iberoamericana, mientras realizará su servicio social, escribiendo el libro de la Fundación APAC para ayudar a niños con parálisis cerebral.

spns1