ADIS ABEBA, NIGERIA.- A partir de este jueves la charrería, un arte ecuestre mexicano y considerado como el deporte nacional, forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de acuerdo con anuncio llevado a cabo por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La UNESCO indicó que para lograr esta nominación se tomó en cuenta que la charrería es “un elemento importante de la identidad y del patrimonio cultural de las comunidades depositarias de esta tradición y constituye para ellas un medio para transmitir valores sociales importantes a las nuevas generaciones”.

La charrería es un arte ecuestre pero también se le ha considerado como un deporte en el que hombres y mujeres, vestidos con sombreros y trajes de charros, muestran ante el público su dominio del caballo.

Los hombres y las mujeres compiten por separado. Los charros muestran sus habilidades con la reata y las suertes ecuestres, mientras que las escaramuzas charras, los equipos femeninos, compiten en pruebas de cabalgata.

El origen de esta actividad, se remonta al siglo XVI, con el nacimiento del charro mexicano, una manera particular  de llamar al pastor o jinete.

La decisión de inscribir esta práctica mexicana fue tomada por un comité intergubernamental, formado por 24 países firmantes de la Convención de la Unesco, reunido desde el lunes en Adis Abeba, la capital de Etiopía.

Uno de los defensores de este nombramiento, fue Francisco Javier López Morales, director de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia y miembro de la delegación mexicana en la reunión de la UNESCO.

jcrh