LONDRES, INGLATERRA.- Foodles Production, filial de la compañía estadunidense Disney, tendrá que pagar 1.9 millones de dólares, como consecuencia de accidente que sufriera el actor Harrison Ford, durante el rodaje de “Star Wars: El Despertar de la Fuerza”.

La suma, fue impuesta por un tribunal, luego de admitir en la  Corte de la Corona de Aylesbury (centro de Inglaterra) que vulneró la legislación de riesgos laborales.

Hay que recordar que el pasado junio de 2014, Ford, que entonces tenía 71 años, se rompió una pierna y sufrió diversas heridas al ser golpeado por una pesada puerta hidráulica en el interior del decorado que recreaba la nave del Halcón Milenario.

Un portavoz de la agencia pública que vela por la seguridad laboral en el Reino Unido (Health and Safety Executive) relató durante el juicio el actor fue derribado por la puerta metálica con una fuerza comparable a la de un pequeño automóvil y quedó inmovilizado en el suelo.

En su dictamen, el juez Francis Sheridan afirmó que la productora debería haber advertido a Ford sobre los peligros que afrontaba en el plató en el que se rodaba la séptima entrega de la saga galáctica.

El mayor error por parte de la compañía fue la falta de comunicación. Si se ha elaborado una evaluación de riesgos pero ésta no se comunica, ¿cuál es el objetivo de tenerla?”, argumentó el magistrado. “Si hubieran incluido al señor Ford en las conversaciones, al menos podría haber estado alerta sobre los peligros que debía evitar”, afirmó.

 

jcrh