MÉRIDA, YUCATÁN.- Yucatán contará con el astillero más grande de Latinoamérica, gracias a que la empresa  Diques Peninsulares S.A de C.V (Dipensa) invertirá 71 millones de dólares  (Cerca de mil 375 millones de pesos) en el transcurso de cinco años para la construcción de esta instalación, el cual se ubicará en Puerto Progreso.

De acuerdo con  el director general de Dipensa, Rubén Peniche Pasos, el proyecto  tendrá dos diques flotantes para el mantenimiento y reparación de barcos, naves y busques tipo ‘offshore’ de la industria petrolera de países de Europa, Asia y Sudamérica.

Cuando el astillero ya esté en operaciones generaría unos 400 empleos especializados con sueldos base de 18 mil pesos, por lo que se firmará un convenio entre el Instituto Tecnológico de Progreso y la empresa holandesa Damen para capacitar al personal.

En la primera etapa el proyecto atendería a unas 600 embarcaciones que no pueden ser auxiliadas en puertos como el de Veracruz o Tampico en México, y los de Estados Unidos.

El dique principal será de 80 metros de largo (eslora) y tendrá una capacidad para levantar tres mil 200 toneladas, para soportar cualquier tipo de navío mercante o de la industria petrolera.

Por lo que corresponde a la segunda etapa del astillero, aquí se incluye oficinas para empresas internacionales ensambladoras de plataformas petroleras, además de un área en donde se pueda construir y/o ensamblar estos productos para la industria mexicana con el fin de exportarlas desde el puerto de Progreso.

jcrh