MÉXICO.- Con una inversión de mil millones de dólares, Volkswagen le seguirá apostando a México en 2017, por lo que en marzo del próximo año arrancará la producción de su modelo Tiguan, un proyecto que se traducirá en la generación de 2 mil nuevos empleos.

De acuerdo con Thomas Karig Geretch, vicepresidente de Volkswagen México, “todo lo que se maneje en torno a Donald Trump y a sus medidas, por el momento son sólo especulaciones”.

Con relación al proyecto de la nueva Tiguan, no se trata de un vehículo que venga a sustituir a otro, sino de un plan adicional que va a generar 2 mil puestos de trabajo en Puebla, el cual además generará una demanda de autopartes, las cuales pueden sumar mil millones de dólares por año.

Esto es un impulso muy importante para Volkswagen y su desarrollo de proveedores porque se trata un modelo adicional, un proyecto que no va a sustituir a ningún otro, y efectivamente tenemos proyectado el arranque de operaciones para marzo de 2017”, indicó.

Por lo que corresponde al panorama en Puebla, Thomas Karig Geretch, informó que en el complejo de VW en el estado, del total de cinco plantas existentes prácticamente en una se tienen 14 mil empleados y una capacidad de 2 mil 500 vehículos diarios, aunque hoy se está en 2 mil 100. Por otro lado, se producirán motores y convertidores catalíticos, y se cuenta con un centro de ingeniería y un centro de Entrenamiento.

“En la planta Motores de Silao contamos con 6 mil 630 trabajadores y producimos mil 500 motores por día, que se van a las plantas de Puebla y Chatanooga, en Tennessee, para el Beetle y el Passat, y para la nueva Atlas que se va a vender en EU y que llevará motores hechos en México”, finalizó Karig Geretch.

jcrh