CIUDAD DE MÉXICO.- Volvo, la firma sueca de autos y camiones, apuesta por impulsar al transporte público y “verde” de la Ciudad de México, considerando que sus unidades híbrido eléctricas, son las mejores opciones para combatir el cambio climático.

Este domingo, presentaron tres autobuses traídos desde Suecia para la Ciudad de México.

Durante un recorrido en el Centro Histórico de la capital mexicana, en el marco de la Cumbre C40, el modelo 7900 “se arrodilló” para el ingreso de sus pasajeros, encendió silenciosamente y dio la vuelta por la Alameda Central. Ligero, hábil y sin detenciones abruptas.

Håkan Agnevall, Presidente de Volvo Buse, explicó que el modelo que tardó tres semanas en llegar a la Ciudad de México es un vehículo de producción en serie y puede ser entregado en cualquier momento que la capital lo demande.

Volvo insiste en que sus unidades híbrido eléctricas circulen en la capital del país, la cual tiene la meta de reducir sus emisiones de carbono, toda vez que alberga más de ocho millones de habitantes y tiene un parque vehicular de 5.5 millones de automóviles.

El modelo híbrido eléctrico 7900 tiene una capacidad de 100 pasajeros con 37 asientos y algunos de los de los beneficios para los ocupantes son la operación silenciosa, funciones de conectividad, letreros informativos y recarga de teléfonos celulares. El costo por unidad oscila entre los nueve y 10 millones de pesos.

jcrh