CIUDAD DE MÉXICO,- Un negocio petrolero permitirá acercar las relaciones México y China, mismas que por espacio de quince años se mantuvieron distantes con diferencias diplomáticas. Y un factor que pudiera incidir, la elección de Donald Trump  que al resultar electo puede haber propiciado el deshielo.

Una marca señala de este acercamiento en el fondo del mar, a 3.100 metros de profundidad en el Golfo de México, un yacimiento de hidrocarburos en aguas profundas en la región llamada Cinturón Plegado Perdido cerca de la frontera con Estados Unidos. Una zona con elevado potencia de reservas.

Las proyecciones indican que se podrían encontrar 3,557 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Uno de los ganadores de esta “joya” energética es China Offshore Oil Corporation E&P, propiedad del gobierno chino y la tercera petrolera más importante del país asiático.

La empresa china obtuvo dos contratos para extraer petróleo ligero, el que más abunda en esa región de 1.678 kilómetros cuadrados.

Un representante legal de China Offshore Oil Corporation E&P depositó la oferta de la empresa en la urna durante la codiciada licitación. Es la primera vez que una compañía china participa en la explotación de ésta, una de las reservas de hidrocarburos más importantes de América.

Pero, según algunos especialistas, la licitación también representa un paso importante para restaurar los vínculos entre los dos países. Fue “el motor” para el acercamiento que ahora existe entre los gobiernos chino y mexicano, dice el investigador Evan Ellis, del Colegio de Guerra de Estados Unidos.

Y es también un elemento fundamental frente al próximo gobierno del magnate Trump , reconoce el embajador de China en México, Qiu Xiaoqi. “Estamos dispuestos a aumentar esfuerzos junto con la parte mexicana para inyectar nueva energía en el desarrollo de estas relaciones en los próximos años”, señala.

Durante los gobiernos de los expresidentes Luis Echeverría y José López Portillo, la relación con China fue intensa durante los años 70 y 80, el cambio se produjo con el Tratado de Libre Comercio, porque descuidó su relación con China. Entre los incidentes de corte diplomático se produjo cuando Peña Nieto canceló la construcción de un tren rápido entre Querétaro y México., contrato asignado a la empresa China Railway Construccion.

Desde entonces no se han registrado inversiones mayores de Pekín en México. Hasta la reciente asignación de dos contratos petroleros, que forman parte de la Ronda 1.4 en aguas profundas. Se trata de un proceso para concesionar la explotación de hidrocarburos en yacimientos mexicanos.

El Cinturón Plegado Perdido es un proyecto de explotación a mediano plazo, incluso podría iniciar en 5 años según señaló la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

r3