CIUDAD DE MÉXICO,- Debido a la falta de tecnología, innovación, diseño y la entrada de nuevos jugadores que traen propuestas como diseño, funcionalidad y accesibilidad, la industria de los muebles en México, en los últimos años, ha mostrado un gran deterioro.

Un estudio de la firma de servicios profesionales Deloitte señala que la brecha que se vive en el sector retail es diferente a la noción de la brecha digital que describe las diferencias socioeconómicas basadas en el acceso a las tecnologías de la información.

Esta brecha representa, para los minoristas, una amenaza a los ingresos y un desafío audaz a la forma en que responden y anticipan los hábitos de compra en tienda de sus clientes, expone. En un comunicado, refiere que hoy los dispositivos móviles influyen cada vez más en la vida diaria del usuario, incluyendo las compras en tienda que crecen más rápido de lo que se puede imaginar.

Menciona que tan sólo en 2014 las ventas de comercio electrónico en México alcanzaron los 4.5 billones de dólares, donde 1.2 por ciento de las ventas totales pertenecen al retail, incluido el sector mueblero.

“Por lo tanto, la falta de experiencia de compra digital en los modelos de los minoristas tradicionales está desatendiendo al usuario digital actual, lo que se traduce a clientes insatisfechos que buscan soluciones que sólo están disponibles en mercados mucho más evolucionados”, sostiene.

En su estudio, Deloitte enfatiza que los clientes mexicanos buscan maneras más prácticas, rápidas y fáciles de comprar; están migrando al comercio electrónico, lo que explica un crecimiento anual aproximado del 40 por ciento en dicho mercado.

Además de que el 16 por ciento de los consumidores nacionales prefieren buscar productos utilizando un motor de búsqueda, comparado con el 14 por ciento que prefiere hacerlo en las páginas de los proveedores.

Dentro de las preferencias de influencia de compras digitales, el 42 por ciento pertenece al segmento de muebles y hogar, donde los consumidores menores a 34 años están dispuestos a gastar más dinero cuando confían en que el producto es adecuado a sus necesidades y reseñas en línea.

Por su parte, los mayores de 35 años están dispuestos a gastar más dinero comprando objetos complementarios a la compra original. No obstante, el retail mueblero tradicional aún no ha logrado captar cómo llegar al usuario digital, perdiendo así oportunidades de ventas, pero que le abre las ventajas a las e-commerce de muebles gracias a su aprovechamiento tecnológico y herramientas digitales como las redes sociales.

Por lo tanto, una empresa de este sector que pueda cubrir estas necesidades en México, “seguro despegaría de una forma muy rápida y amueblaría todos los hogares mexicanos con estilo”.

Aún hay mucho camino que recorrer, ya que al final los consumidores digitales van en aumento, así como las exigencias, por lo que si una e-commerce logra encontrar esa inspiración para el cliente, seguramente logrará esa fidelidad de compra.

r3