CIUDAD DE MÉXICO,- Pemex habrá de comercializar su petróleo crudo ligero y pesado en la costa oeste de Estados Unidos con envíos de 30 mil barriles por día del Maya y 50 mil del Istmo, lo que resulta más rentable para la empresa que el mercado europeo.

Los envíos a la costa oeste comenzaron a fines de noviembre con 23 mil barriles de crudo. Y la primera ocasión que lo hizo fue desde 2008. La estatal comercializará el crudo ligero con destino casi exclusivo a California.

La compañía planea enviar un promedio de 30 mil barriles por día (bpd) de crudo Maya y 50 mil bpd de Istmo durante 2017, dijo Isaac Volin, director general de PMI Comercio Internacional.

El ejecutivo petrolero dijo que es demasiado pronto para especular acerca del posible impacto que podrían tener los flujos comerciales energéticos entre Estados Unidos y México si el próximo gobierno de la Unión Americana impone un nuevo arancel fronterizo.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sopesa gravar las importaciones para proteger los empleos y salarios de los estadounidenses. Aunque no están claros sus planes específicos aún, sus comentarios preocuparon a los refinadores que dependen de las importaciones de crudo entre los dos países vecinos.

Pemex lleva años intentando diversificar sus exportaciones de crudo lejos de las refinerías de la parte estadounidense del Golfo de México, enviando más petróleo a los mercados asiáticos en los últimos años.

Volin indicó que Pemex exportará el crudo desde una terminal recientemente remodelada adyacente a la refinería de Salina Cruz, en la costa del Pacífico, reduciendo la dependencia de sus centros exportadores agrupados en el Golfo de México, sobre todo cuando son golpeados por malas condiciones climáticas.

Aunque la exportación de crudo llegó a significar una vez hasta 40 por ciento de los ingresos gubernamentales totales, esa cifra ha caído a menos de la mitad por el declive de los precios del petróleo en los dos últimos años. “Una de las cosas que notamos a lo largo de 2016 es que se volvió más atractivo exportar nuestro crudo a la costa oeste de Estados Unidos que enviarlo a otros mercados, como Europa”, señaló Volin.

Los mercados europeos de la petrolera mexicana están saturados en la actualidad con crudo de medio oriente y el precio que se paga en la costa oeste es mejor tras descontar los costos de envío, agregó. La compañía quiere alejarse de las ventas al contado y acceder a contratos a largo plazo con clientes de la costa oeste a fines de año, indicó Volin, quien no quiso identificar a compradores específicos.

Debido a que Pemex enviará más crudo a sus refinerías locales para procesamiento, es probable que las exportaciones totales de crudo en 2017 promedien entre un millón y 1.1 millones de bpd, por debajo de los más de 1.2 millones de bpd el año pasado, indicó Volin.

r3