LONDRES.- Este miércoles, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), reportó un aumento de su producción de crudo durante el mes de septiembre. Los niveles fueron de 33.39 millones de barriles de crudo por día (bpd), al tiempo que elevó su previsión sobre el crecimiento de suministros de países fuera del grupo en 2017.

De acuerdo a esto, la entidad indica que el próximo año habrá un superávit, pese a la existencia de un acuerdo para reducir los niveles de bombeo.

Las cifras ponen de manifiesto el reto que tiene por delante la OPEP para reducir los suministros por vez primera desde 2008, con el objetivo de acabar con una persistente sobreoferta y elevar los precios. El petróleo cotiza en cerca de 53 dólares el barril, menos de la mitad del precio de mediados de 2014.

Los inventarios están cerca de máximos históricos en todo el mundo”, dijo la OPEP en el reporte. “Aunque en las últimas semanas, estos altos niveles han bajado ligeramente”.

Con la previsión de que la demanda por crudo de la OPEP en 2017 promedie 32,59 millones de bpd, el documento indica que ahora habrá un superávit promedio de 800.000 bpd si el cartel mantiene estable su bombeo. El reporte del mes pasado apuntó a un exceso de 760.000 bpd.

Para acelerar el reequilibrio del mercado, la OPEP acordó en una reunión en Argelia el 28 de septiembre recortar sus suministros a un rango de entre 32,50 millones y 33 millones de bpd. El grupo espera cerrar los detalles, incluido cuánto puede bombear cada uno de sus 14 miembros, en una reunión en noviembre.

El informe mostró que el aumento del suministro en septiembre fue liderado sobre todo por Libia y Nigeria, que están restaurando su producción tras varias interrupciones, y de Irak, que ha puesto en duda la exactitud de las cifras obtenidas por la OPEP de fuentes secundarias.

La OPEP usa dos series de cifras para hacer seguimiento a la producción: datos aportados por cada país y fuentes secundarias que incluyen los medios especializados en la industria. La razón se debe a antiguas disputas sobre la producción real de los países.

Irak dijo a la OPEP que produjo 4,775 millones de bpd en septiembre, mientras que las fuentes secundarias informaron de 4,455 millones de bpd. Desde el punto de vista de Irak, unirse al pacto para recortar el suministro sería más favorable recurriendo a la cifra más alta.

El reporte de la OPEP es el último en mostrar que el bombeo está alcanzado nuevos máximos. La cifra para septiembre es la más alta al menos desde el 2008.

La organización, también subió sus estimaciones respecto a los suministros de naciones fuera del grupo el año próximo, al señalar que se incrementarían en 240.000 bpd, un ascenso de 40.000 bpd frente al cálculo previo, ya que prevé una mayor producción de petróleo de Rusia. La OPEP no hizo cambios al panorama de la demanda petrolera global, con una predicción del crecimiento de la demanda de 1,15 millones de bpd en 2017.

jcrh