NUEVA YORK,-  Los críticos -tendencia natural- siempre irá contra la lógica porque el presidente Barack Obama se ha tomado en serio la creación de 15 millones de empleos, esta cantidad sobre nuevos puestos de trabajo creados desde los días oscuros de la Gran Recesión.

“Cualquiera que diga que la economía de Estados Unidos está en declive está vendiendo una ficción”, dijo el presidente Barack Obama en su discurso del Estado de la Unión a principios de este año. Sus críticos replican que esta es la recuperación más lenta desde la Segunda Guerra Mundial.

Esta semana, Obama se defendió de sus detractores. Dijo que su equipo ha creado una “economía más duradera y en crecimiento”, con “15 millones de nuevos empleos en el sector privado desde principios de 2010”, en un ensayo publicado en The Economist. El demócrata Tim Kaine también utilizó los 15 millones de empleos como un tema de conversación en el debate vicepresidencial.

Sin embargo, Obama está usando la contabilidad más generosa que es posible obtener de esa cifra.

Él no inicia el recuento desde su primer día en el cargo en 2009. En vez de eso, comienza el cálculo de la creación de empleo a partir de febrero de 2010, que fue el punto más bajo del empleo en la estela de la crisis financiera. Menos de 130 millones de personas estaban trabajando entonces, según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos. Ahora hay casi 145 millones de estadounidenses empleados.

CNNMoney utilizó la metodología de Obama (del punto más bajo del empleo al más alto) para ver cómo se desempeña en comparación con los últimos presidentes. El resultado: Obama está todavía por detrás de los presidentes Clinton (22.9 millones) y Reagan (18.1 millones), pero ha dejado al presidente George W. Bush (8.2 millones) en el polvo.

Entonces, ¿qué sucede cuando se inicia la cuenta en el primer día de funciones de Obama?

Si hacemos eso, Obama solo podría tomar crédito de 10.8 millones de nuevos empleos. También luce un poco peor en comparación con Reagan y Clinton.

Algunos argumentan que el reloj de creación de empleos de Obama debería comenzar en febrero de 2009 debido a que tomó posesión el 20 de enero y ese fue un mes terrible para la pérdida de empleos. A partir de febrero, se obtienen 11.5 millones de nuevos empleos creados bajo el gobierno Obama.

“Obviamente es una cuestión política, porque es un juicio acerca de si él fue responsable o no de alguno o de todos esos 4.3 millones de empleos perdidos durante sus primeros 13 meses en el cargo, o simplemente por los 15 millones de empleos añadidos a partir de entonces”, dice Lakshman Achuthan, cofundador del Economic Cycle Research Institute.

Achuthan no tomó una postura sobre cuál método es el mejor.

El gobierno de Obama dice que el reloj de creación de empleo no debe comenzar sino hasta el año 2010, debido a que tomó tiempo para que las políticas del presidente surtieran efecto para sacar al país de la peor recesión desde la Gran Depresión. Obama ha destacado el crecimiento del empleo en entrevistas y discursos sobre su legado debido a que ha sido particularmente fuerte en los últimos años.

En muchos aspectos, la contratación ha sido el punto más destacable de la recuperación. El crecimiento económico global ha sido mediocre, y los salarios no han repuntado tanto (al menos para la clase media).

“El presidente Obama ha intentado caminar por una delgada línea con las frases de: Hemos logrado progresos, pero todavía nos queda trabajo por hacer”, dice Mark Hamrick, principal analista economista de Bankrate.com.

cnnmoney/r3