MÉXICO.- Francisco Gutiérrez-Zamora, presidente del comité técnico nacional de seguridad social del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, indicó que con sólo 33.1% de su población con seguridad social, México se coloca como el país miembro de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (OCDE), con la cobertura más baja en sistema de pensiones.

“En Holanda, el 100% de la población tiene seguridad social, y en Chile hay una cobertura del 40.4%. Tenemos un verdadero problema en las pensiones del país que se tiene que empezar a resolver de manera urgente”, expuso.

En el caso de México, expuso que existe un grave problema con las pensiones que reciban los trabajadores de la generación de transición (Ley de 1973) y los que están dentro del esquema de las administradoras de fondos de ahorro para el retiro (afores), ya que serán desiguales y generarán una crisis social en el país.

Las pensiones serán muy bajas para los que coticen con la nueva ley. En el 2030, cuando se empiecen a jubilar se van a dar cuenta de que las condiciones cambiaron; su papá que se llevaba una pensión de 50,000 pesos, el hijo —que cotiza con afores— no va a llegar ni a los 20,000 pesos”.

El problema empeora cuando de la informalidad se trata, ya que poco más del 50% de la población que se encuentra en esta situación no ahorran para su retiro, por lo que no tendrán recursos para vivir en la vejez.

El problema es el costo social que tendremos que pagar todos. Si 6 de cada 10 personas son informales, a través de los impuestos tendremos que pagarles, aunque sean una pensión mínima garantizada. Entonces absorbes recursos del erario para pagar pensiones de personas que nunca cotizaron”.

Refirió que el tema de pensiones debe revisarse periódicamente y no cuando está por explotar “no son políticas que vendan, pero se deben hacer los cambios”.

con información de agencias

jcrh