NUEVA YORK,- Las operaciones en todo el mundo oscilan en un importe superior a 466.000 mil millones de dólares en la industria tecnológica y se encamina a cerrar un año histórico en materia de fusiones y adquisiciones en base a la necesidad de los gigantes del sector para fortalecerse en la carrera digital.

La compra del fabricante de chips ARM por parte de Softbank por 32.000 millones y la adquisición de Microsoft de la red social LinkedIn por 26,000 encabezan una lista donde son protagonistas otros gigantes del sector como Oracle, Intel, Hewlett-Packard Enterprise, IBM, Samsung o Verizon.

A mediados de año, el sector tecnológico acumulaba ya operaciones por valor de $267.000 millones, una cifra sólo superada en el año 2000, en plena burbuja tecnológica, cuando las fusiones y adquisiciones movieron $318.765 millones en los seis primeros meses, según datos de Dealogic. Según EY, durante la primera mitad del año se han anunciado 2.041 operaciones, cifra tan sólo superada por la registrada en el año 2000.

Habrá que esperar a finales de año para ver si 2016 se convierte en el un año récord en la historia del sector. Según los datos que maneja Dealogic, en 2015 las fusiones y adquisiciones de empresas de tecnología sumaron $714.100 millones de dólares.

Ese año se anunció la mayor operación de la historia del sector: la fusión de Dell y EMC, valorada en $67.000 millones, que ha sido cerrada este mes de septiembre dando lugar a la mayor empresa tecnológica de capital privado del mundo. Las diez mayores fusiones y adquisiciones del año en curso suman más de US$113.000 millones. Las grandes tecnológicas protagonizan los mayores acuerdos del año.

Además de las compras anunciadas por SoftBank y Microsoft, se han acordado varias operaciones de calado, con importes que superan 8.000 millones. Estos movimientos se explican por la necesidad de los fabricantes históricos del sector de transformarse para no perder el tren digital.

Por ejemplo, Microsoft se ha convertido en un jugador de peso en la batalla de las redes sociales tras adquirir LinkedIn. Mientras, Oracle ha fortalecido su presencia en la nube tras comprar NetSuite por $9.300 millones, la segunda mayor adquisición de su historia, con la que quiere hacer frente a Salesforce, uno de los mayores proveedores de soluciones cloud para empresas.

Otro de las protagonistas es Hewlett-Packard Enterprise, la compañía escindida de la histórica Hewlett-Packard. La multinacional dirigida por Meg Whitman está adelgazando su estructura para centrarse en los negocios de mayor crecimiento y ser más competitiva. Así, la compañía ha escindido su unidad de servicios para fusionarla con Computer Sciences y su división de software se unirá a la británica Micro Focus.

La industria también ha asistido este año al final de Yahoo! como compañía independiente. En julio, la operadora Verizon anunció la compra del portal por $4.800 millones, un precio de saldo para una compañía histórica que llegó a valer $125.000 millones.
expansión/r3