TEHERÁN, IRÁN.- Este jueves llegó a Teherán el primer Airbus 321 de un total de 200 naves ordenadas por IranAir para renovar su flota, luego de que el año pasado se levantaran las sanciones que Occidente estableciera contra la república islámica.

Este es un momento histórico en Irán que señala el fin de la era de las sanciones para el país (…) Este es un preludio de la entrega de otros aviones y de la renovación de la antigua flota aérea de Irán”, reportó la televisión estatal.

Analistas dicen que IranAir opera una de las flotas más viejas del mundo y que ha tenido que depender de partes improvisadas o contrabandeadas. Hay que destacar que Irán, que no había comprado directamente un avión construido en naciones occidentales en casi 40 años, en ese entonces ordenó 100 aeronaves a Airbus, 80 a Boeing y 20 al fabricante ATR.

La única excepción se produjo con la venta de un avión para reemplazar una nave de Airbus derribada por las fuerzas navales de Estados Unidos en 1988.

El arribo del Airbus 321 el jueves se produce apenas una semana antes de la juramentación el 20 de enero de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. El republicano se opone al acuerdo alcanzado junto a otras potencias que permitió levantar las sanciones contra Irán a cambio de restricciones a su programa nuclear.

Los republicanos en el Congreso estadounidense también han objetado el pacto, que fue firmado por Gran Bretaña, Rusia, Francia, China, Alemania, Estados Unidos e Irán.

jcrh