MÉXICO.- El gasolinazo de enero, es apenas la punta del iceberg. De acuerdo a un estudio llevado a cabo por Grupo Reforma, los combustibles seguirán registrando aumentos, por lo menos hasta el mes de junio.

De esta forma se pueden descartar posibles bajas en el futuro, debido a elementos tales como la depreciación del peso ante el dolar y las cotizaciones spot de las gasolinas de referencia.

No obstante, al menos el precio promedio de la Magna durante febrero, siguiendo la metodología utilizada por la Secretaría de Hacienda y los precios futuros de las gasolinas, así como el tipo de cambio esperado, podría rondar los 17.24 pesos por litro y la Premium podría llegar a 19.23 pesos.

Tanto en la Magna como en la Premium el precio máximo promedio durante febrero podría ser alrededor de 5.70 por ciento más que los de este mes. Los precios que se utilizan de referencia para establecer los máximos de las gasolinas en México son de Houston y varían en el tiempo, reflejando los ciclos de los precios del petróleo, además de las temporadas de alzas y bajas asociadas a cambios en la demanda de los automovilistas.

Para marzo, de acuerdo con las tendencias de precios en Estados Unidos, las gasolinas podrían aumentar 0.95 por ciento respecto a los niveles estimados a febrero.

No obstante, en base a la propia estacionalidad de los precios en la Unión Americana y los pronósticos del tipo de cambio de especialistas encuestados por el Banco de México y de casas de bolsa, para abril, los precios aumentarían otro 7.27 por ciento mensual.

Los precios más altos en el año podrían llegar en junio para después irse reduciendo gradualmente hasta diciembre, cerrando el año en precios 7.5 por ciento mayores a los de hoy.

Hacia el cierre del 2017, las distorsiones al precio serían afectadas por la depreciación esperada del peso frente al dólar, generada por la incertidumbre del mandato de Donald Trump, así como el alza prevista en los precios del petróleo.

De acuerdo con analistas de Citibanamex y Finamex Casa de Bolsa, entre otras corredurías, las decisiones sobre la producción de crudo, como las de la OPEP, tendrán repercusiones inmediatas sobre los precios en México.

Organizaciones empresariales como la Coparmex han hecho un llamado a Hacienda para revisar y, de ser posible, reducir las cuotas de IEPS que se aplicarán a las gasolinas este año, que sumados a la carga por IVA rondan entre los 6 y 7 pesos por litro.

con información de Grupo Reforma

jcrh