ESTADOS UNIDOS.- El temor a las represalias económicas que podría tomar el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha llevado a Ford Motor Company, a la cancelación de una inversión de 1.600 millones de dólares que se tenían previsto llevar a cabo en San Luis Potosí.

De acuerdo con la armadora estadounidense, en dicha localidad se tenía previsto construir una nueva planta de montaje de vehículos.

En un comunicado, Ford también dijo que producirá la nueva generación del modelo Focus en la planta de montaje de la ciudad mexicana de Hermosillo “para mejorar la rentabilidad de la compañía”, y que invertirá 700 millones de dólares en la fábrica estadounidense de Flat Rock, Michigan, dentro de sus planes de la expansión de su oferta de vehículos eléctricos e híbridos.

El presidente de Ford, Mark Fields, negó en una entrevista con la televisión estadounidense CNN, que la cancelación de la inversión en México fuese una concesión al presidente electo de EEUU., Donald Trump, que defiende un proteccionismo económico.

El peso mexicano reaccionó desfavorablemente al anuncio con una pérdida de casi un 0.7 por ciento, a 20.88 unidades por dólar. Mientras que las acciones de la automotriz subían un 2.5 por ciento, a 12.43 dólares, en el mercado estadounidense.

Recordemos que Ford, el segundo mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, ha sido fuertemente criticado por el presidente electo, Donald Trump, debido a sus planes para invertir en México.

jcrh