MÉXICO.- La calificadora Fitch, bajó sus pronósticos para el crecimiento económico de México en 2016 y 2017, y advirtió que las perspectivas podrían ajustarse si se dieran panoramas internos y externos adversos tanto para el país como para su principal socio y vecino, Estados Unidos.

De esta forma, las cifras para el país, en 2016 van de 2.0 por ciento desde 2.4 por ciento, y a 2.6 por ciento desde 2.8 por ciento para 2017.

Fitch dijo que anticipa una recuperación moderada de la economía mexicana en 2017 y 2018 gracias a un alza en los precios del crudo, a un tipo de cambio competitivo y a un impulso en la inversión derivado de las reformas estructurales, pese a una estrategia fiscal restrictiva.

No obstante, advirtió que el pronóstico podría ajustarse si sucede “una reducción acelerada de la producción de petróleo, el aumento en la volatilidad a nivel internacional de manera que afecte la confianza interna y el rendimiento reducido del sector industrial en EEUU”.

México, la segunda mayor economía de Latinoamérica, ha sido golpeado por la baja de los precios del crudo, lo cual mermó sus ingresos por exportaciones petroleras y llevó al Gobierno a recortar el gasto público y el presupuesto de la petrolera estatal Pemex, la cual ha bajado su producción de hidrocarburos.

Recordemos que el Banco de México (Banxico) recortó en agosto sus pronósticos para el crecimiento local para 2016 y 2017 ante la debilidad del sector industrial de Estados Unidos. La entidad prevé para este año una expansión de 1.7-2.5 por ciento y de 2.0-3.0 por ciento para el 2017, esta última igual a la del Gobierno.

jcrh