LONDRES,- La renuncia del primer ministro Matteo Renzi se ha reflejado este lunes en las Bolsas de Valores de Tokio y Shanghai, que cerraron este lunes a la baja, ante la incertidumbre tras de que italianos rechazaron la reforma constitucional en referendo.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador tokiota, cerró este lunes sus operaciones con pérdida de 151.09 puntos (0.82%), para ubicarse en 18,274.99 unidades.

El Nikkei terminó en su nivel más bajo desde el 22 de noviembre después del resultado del referendo que provocó preocupaciones acerca de las perspectivas del inestable sistema bancario de Italia y el posible impacto en la Unión Europea.

“La renuncia de Renzi pesaba sobre el animo de los inversores, ya que conduciría a un período de incertidumbre sobre el sistema financiero de Italia y el sector bancario del país.

A su vez, el fortalecimiento del yen en el mercado de divisas también perjudicó a la Bolsa de Tokio, ya que la apreciación del yen frente al dólar perjudica los beneficios de los exportadores al hacer sus productos más caros en el extranjero.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 11.02 puntos y se ubicó en 1,466.96 unidades, mientras la Segunda Sección subió 9.99 puntos y se colocó en 4,864.37 unidades, informó este lunes la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes a la baja, en donde el Shanghai Composite Index perdió 39.13 puntos, 1.21%, para cerrar en 3,204.71 unidades, mientras el Shenzhen Component Index cayó 128.30 puntos, 1.18%, para ubicarse en 10,784.33 enteros, informó la agencia Xinhua.

Este lunes comenzó a operar la conexión entre las bolsas chinas de Shenzhen y Hong Kong, lo que permite a los inversionistas comprar y vender acciones en ambos mercados. Se trata de la medida más reciente para mejorar la conectividad entre los dos mercados de capital.

La Conexión Bursátil Shanghai-Hong Kong permite a los inversionistas de ultramar adquirir acciones A en Shanghai mediante corredores de inversiones de Hong Kong, y los inversionistas de la parte continental pueden invertir en Hong Kong mediante corredores de inversiones de la parte continental.

La Conexión Bursátil Shenzhen-Hong Kong fortalecerá el papel de Hong Kong como centro financiero internacional, lo que abre un nuevo capítulo para la interconectividad de mercados de capital entre la parte continental de China y Hong Kong, dijo este mes el jefe ejecutivo de la región Administrativa Especial de Hong Kong, Leung Chun-ying.

Un total de 417 acciones en la Bolsa de Valores de Hong Kong son elegibles para comercialización, mientras que 881 lo son en la Bolsa de Valores de Shenzhen, informaron ambas bolsas.

r3