WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento de la economía global, seguirá débil, al tiempo que advirtió que  un mayor estancamiento podría generar tendencias populistas contra el comercio y la inmigración, lo que perjudicaría a la actividad, la productividad y la innovación.

En la más reciente actualización de su Panorama Económico Mundial, el FMI dijo que un declive del crecimiento de Estados Unidos en 2016 debido al bajo desempeño del primer semestre sería compensado en parte por un fortalecimiento de la actividad en Japón, Alemania, Rusia, India y algunos otros mercados emergentes.

Por otro lado, dejó sin cambios su estimación sobre la expansión de la economía global en 3.1 por ciento para 2016 y en 3.4 por ciento para 2017, luego de haber recortado esos cálculos por cinco trimestres consecutivos.

El FMI dijo que las economías avanzadas en su totalidad presentarán un crecimiento más débil en 2016, a 1.6 por ciento, una baja de 0.2 puntos porcentuales respecto al cálculo de julio, mientras que los mercados emergentes y las economías en desarrollo se expandirían un 4.2 por ciento, un aumento de 0.1 punto porcentual frente a la estimación anterior.

El organismo dejó sin cambios sus previsiones de crecimiento para ambos grupos en 2017. Las economías avanzadas se expandirían un 1.8 por ciento y los mercados emergentes un 4.6 por ciento, declaró.

jcrh