WASHINGTON,- La sugerencia que recomendó el Fondo Monetario Internacional (FMI) para establecer un Consejo Fiscal independiente, se convirtió en la piedra en el zapato para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, además que no se tiene contemplado, crearlo, porque implicaría sacar a flote “grandes negocios”.

“Creemos que la política fiscal tiene una serie de auditorías de mercado, el hecho de que los inversionistas confíen tanto domésticamente como internacionalmente en la política fiscal en nuestro país, en la estabilidad macro que esto representa, en la prudencia como se ha manejado la política fiscal y de deuda, creemos que son justamente los avales que se dan en México y en el mundo y no creemos por el momento tener una consideración de esa naturaleza”, dijo Vanessa Rubio.

En entrevista luego de participar en un foro en el marco de la reunión anual de otoño del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial (BM), la funcionaria mexicana comentó que ya habían platicado con el FMI sobre la propuesta que les hizo el organismo la semana pasada cuando recibieron a funcionarios para la evaluación del artículo IV.

Simplemente nos dijeron que era una propuesta que se estaba planteando para México y otros países, pero ahora sentimos que la consideración está más bien en que sean buenas políticas fiscales y macroeconómicas y el mejor aval de eso es que sigan invirtiendo en nuestro país

Mencionó como ejemplo la inversión más importante de CitibankBanamex, la emisión del aeropuerto y la primera fibra para el sector energético. Esos son los avales que necesitamos de nuestra política económica en general y la fiscal.

Rubio compartió el foro en representación del titular, José Antonio Meade, con los ministros de Finanzas de los países integrantes de la Alianza del Pacífico que tuvo como invitado observador a Argentina.

r3