ROMA, ITALIA.- Durante noviembre, los precios mundiales de los alimentos cayeron un 4% con relación a los niveles registrados el mes anterior. Esto, de acuerdo a informes dados a conocer por la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

De esta forma, se cortó una tendencia casi continua al alza durante este año.

A excepción de la caída de julio, el índice de precios de los alimentos de la FAO, había subido este año, después de tocar un mínimo de siete años en enero.

La FAO dijo en un comunicado que el índice -que mide los cambios mensuales en los precios de una cesta compuesta por cereales, semillas oleaginosas, productos lácteos, carne y azúcar- promedió 171.3 puntos en noviembre, un 0.4% menos que el mes anterior. Pero los precios subieron un 10.4 por ciento con respecto a noviembre del año pasado, agregó el organismo.

Los precios del azúcar cayeron un 8.9 por ciento en noviembre respecto al mes anterior, en gran parte debido al debilitamiento del real brasileño frente al dólar, según la FAO.

En tanto, los precios del aceite vegetal subieron un 4,5 por ciento en el mes a su nivel más alto desde agosto de 2014, en medio de una fuerte demanda del aceite de palma y de una producción más baja de lo esperado en el sudeste de Asia. Los precios de los lácteos también subieron.

Si bien los precios de la carne se mantuvieron sin cambios, los de los cereales cayeron ligeramente debido a que la FAO elevó marginalmente su pronóstico para la producción mundial de cereales en la temporada 2016-2017 a 2.577 millones de toneladas, un 1.7 por ciento más que la producción del 2015.

jcrh